Draw attention to promos + sales!

Esta secção não inclui de momento qualquer conteúdo. Adicione conteúdo a esta secção através da barra lateral.

Image caption appears here

Add your deal, information or promotional text

Errores comunes de UX en el comercio electrónico de indumentaria

En el comercio electrónico de indumentaria, el desafío más grande es 👀 transmitir confianza al cliente. Se debe brindar la mayor cantidad de especificaciones sobre el producto por medio de descripción e imágenes, ya que el cliente debe de imaginar si esta prenda le quedará bien y es lo que está buscando. 

Desarrollaremos en este artículo 5 aspectos de UX ✍️ que debes tener en cuenta para no fallar en la información que brindas a tu cliente sobre tu producto. Estas son consideradas las 5 mejores prácticas de UX en comercio electrónico de indumentaria. Según estudios realizados el 94% de los sitios erró en una o más de estas prácticas.

Proporciona suficiente información sobre el tamaño (el 94 % no lo hace)

El cliente deberá entender la información del tamaño para hacerse una idea si la prenda le quedará. Este es un aspecto importante para la toma de decisión de compra. Si el usuario no está seguro de la talla puede abandonar el sitio y no regresar. 

En los estudios, este tema en especial se destaca como un punto clave de abandono de producto. Debes considerar que brindar esta información bien detallada no solo te traerá más ventas, sino también evitarás futuros trastornos por devoluciones. 

Existen ciertos detalles con respecto a la información de talles que debes tener en cuenta…proporciona información de tamaño convencional, información numérica sobre el tamaño, medidas en pulgadas y centímetros, conversiones de tamaño internacional. Proporciona también, instrucciones y consejos para tomar medidas precisas, asegúrese de que la información de tallas y medidas coincida con el tipo de producto, Incluya un enlace a la "guía de tallas" cerca del selector de tallas. Asegúrese también, de que el botón "atrás" del navegador devuelva a los usuarios a la página de detalles del producto, Incluir un enlace al servicio de atención al cliente en la guía de tallas y considere incluir medidas de modelos humanos

Combinar variaciones de productos en un solo elemento de la lista (el 20 % no lo hace)

Las variaciones suelen ser de tamaño y colores y estas se pueden mostrar como un solo elemento de la lista (las variaciones se muestran como miniaturas debajo de la descripción del producto), o como elemento separado. Como elemento separado, es el menos aconsejado ya que genera problemas de UX, se puede abrumar al cliente y no obtiene una visión general de la gama de productos, o se dificulta encontrar la variación particular. Es recomendable realizar las variaciones de producto en un solo elemento de la lista (para que se entienda, crear un solo producto que tenga variaciones, no un producto por variante, ej: Zapato rojo, Zapato verde, etc). Al colocar las variaciones de producto en una sola lista, esto ayuda a los usuarios a obtener una descripción general de los productos más fácilmente y es menos probable que los usuarios pasen por alto una variación que se adapte a sus necesidades.

Usa botones para cada variación de tamaño (el 63 % no lo hace)

Muchas tiendas suelen colocar la variación de talles en un menú desplegable, y esto se demostró que genera un problema de UX. Ya sea porque el cliente pasa por alto el botón, o cuando despliega no tiene la información necesaria. Lo recomendable es usar botones que expongan las opciones de tamaño para ayudar a garantizar que los usuarios vean fácilmente estas variaciones cruciales del producto.

Proporciona imágenes de prendas de vestir en un modelo humano (el 75 % no lo hace)

Esto proporciona detalles visuales reales al cliente, claves para la toma de decisión. Las imágenes simples recortadas contra un fondo blanco ya no son suficientes, deberán ser imágenes con modelos humanos. El cliente al ver la prenda en un modelo humano logra tener una mejor experiencia y obtiene una mejor comprensión visual del producto, lo que hará que se sienta más seguro de comprar.

Asegúrate de que las imágenes del producto tengan suficiente resolución y zoom (el 72 % no lo tiene)

Una imagen de baja calidad reduce la percepción del producto por parte del cliente. El proporcionar imágenes de mala calidad, lo único que consigue es decepcionar al cliente, ya que si este aplica el zoom y la imagen se ve pixelada solo causara rechazo. Esto se percibe como falta de interés y profesionalismo por parte de la tienda. 

Los problemas más comunes con los que se encuentra el cliente es que no puede ampliar lo suficiente la imagen para ver los detalles y la resolución de las imágenes. Las tiendas que tienen imágenes de buena calidad son vistas de manera positiva, el cliente percibe profesionalismo y tiene más confianza. Lo que muy pocas tiendas entregan es una buena ampliación de la imagen con zoom.

Es sorprendente el gran porcentaje de tiendas que cometen un error o no cumplen con estas 5 prácticas, lo que provoca una pérdida de ventas elevada, ya que el cliente no tiene la seguridad necesaria de que el producto le servirá. 

💪 Si consigues que tu tienda cumpla con estas prácticas, vas por buen camino. Si tienes dudas de cómo hacerlo, consulta con nuestros expertos para que lo hagamos por ti.

Search