Sobre la pandemia y la evolución obligatoria hacia el ecommerce en Panamá y el mundo

Sobre la pandemia y la evolución obligatoria hacia el ecommerce en Panamá y el mundo

Por Elias Manopla - Fundador de Meat House Panamá y Simplify Ecommerce

  • El ecommerce ha entrado en un periodo de aceleración, en el que la combinación del comportamiento del consumidor y la tecnología que soportan  las compras en línea han cambiado para siempre.
  • Las compañías que previamente invirtieron en sus canales de venta digital están ahora en una posición privilegiada sobre su competencia y sobre una inminente transformación digital.
  • La llegada del COVID-19 ha activado un replanteamiento total del mercado y la industria. Lo que antes era “ideal tener” ahora es obligatorio para sobrevivir.
  • Los negocios con tiendas en línea o canales de venta digital tienen ahora la oportunidad de generar valor a sus comunidades, basándose en conexión social y buena experiencia de compra, que generarán oportunidades y fidelidad a largo plazo.

Golpe de realidad

Cualquier empresa que previo a la pandemia, enfocó drásticamente su modelo de negocio en ventas físicas sobre ventas en línea, ha recibido un fuerte golpe de realidad durante la crisis. Y es que la mayoría llevaban un tiempo con la intención de activar su canal de venta digital, pero lo fuerte y estable que se mostraba la venta tradicional en sus tiendas físicas mermaron la prioridad de evolucionar, dejándolo como un nice to have o plan a futuro, que algún día llegaría. Sumado a los que hasta hace pocos meses aún dudaban que Panamá o su clientela no estaba lista para el Comercio Electrónico, mientras tanto los bancos reportaban AMAZON como la principal transacción en tarjetas de crédito. Definitivamente algo no coincidía, lo que sí es una realidad, es que de la noche a la mañana la proyección para el crecimiento del ecommerce se convirtió en una necesidad para sobrevivir.

Aceleración imparable

El gran impacto de la pandemia y las medidas de distanciamiento social en el ecommerce.

Ya estamos en un periodo de evolución hiper-acelerada, en el que el comportamiento del consumidor y el uso de la tecnología han cambiado para siempre. Ahora el equivalente a una evolución gradual de 3 a 5 años hacia el ecommerce se convertirá en una carrera de dos cuartos de año.

Y es que por experiencia propia, como fundador y director de una Agencia dedicada 100% a ecommerce, veo como todos los días llegan prospectos con la intención de lanzar una tienda en línea basada en el negocio que operaban de forma tradicional pre-pandemia. El común denominador: ¿En cuánto tiempo puede estar la tienda lista y vendiendo? - La carrera por la supervivencia de los próximos 6 meses no es una ficción.

Las empresas mejor posicionadas en este momento son definitivamente aquellas que ya habían tomado la iniciativa de invertir en su canal de comercio electrónico. Aquellas que empezaron ajustando sus canales de distribución y agregando funcionalidades como “Compra en línea y retira en tienda” o “Compra en línea y recibe el mismo día”. Estas empresas a partir del 13 de mayo (día de activación del ecommerce dentro del plan del “nuevo normal” nacional), solo tuvieron que “prender el switch” y las ventas empezaron a caer, incluso sin publicidad, porque lo que antes necesitaba ser anunciado ahora es buscado con ímpetu y necesidad.

¿Cuánta velocidad está agarrando el ecommerce en Panamá?

Antes esta era una pregunta cuya respuesta requería análisis, supuestos y proyecciones, sin embargo hoy es bastante sencilla de responder. Un claro ejemplo a nivel personal es Meat House, una tienda en línea de carnes y alimentos (fundada junto a mis dos socios), que ha crecido hasta 20 veces en sus ventas diarias. Esto sin mencionar crecimiento en tráfico, seguidores en redes sociales, suscripciones, etc. Esta tendencia no solo la he visto en Meat House sino también en las tiendas online de la mayor parte de mis clientes de agencia.

meat house stats 2020

Estadísticas reales de Meat House Panamá

El comportamiento del consumidor seguirá cambiando

Las nuevas tendencias de compra serán influenciadas por el miedo, la incertidumbre, las medidas de distanciamiento social y el impacto de la crisis a nivel de ingresos. El comportamiento seguirá evolucionando diariamente mientras las personas seguimos buscando maneras de resolver las necesidades en el hogar combinado con lo incierto del tiempo que pudiera durar esta realidad. Y no es ajeno el notorio crecimiento de compras como alcohol, entretenimiento y ropa cómoda para estar en casa.

Las marcas están encontrando oportunidades que antes hubieran parecido una desviación y falta de foco. Tengo una clienta de Simplify que pasó de vender ropa de moda para salir a ropa cómoda para estar en casa con éxito. Evolución no solo del consumidor, sino del comercio.

Los comercios electrónicos deben:

  • Monitorear de cerca los cambios en la demanda de sus propios catálogos.
  • Tener la capacidad de mover rápido su enfoque hacia productos y categorías que importen en el momento.
  • Asegurarse de que sus inventarios estén cubiertos correctamente.
  • Mantenerse preparados para hacer cambios en su oferta de productos mientras siguen alineados con la identidad de su marca.

Tu marca no puede ser socialmente distante

Olvídate por un momento de los likes y los followers.

Aprovecha este momento para aportar valor, apoyo y agradecimiento a la comunidad, a tus colaboradores y especialmente a los héroes que están trabajando por nosotros en los hospitales, supermercados, farmacias y  demás servicios de primera necesidad.

Haz crecer tu comunidad y tu presencia digital con cosas que realmente importan, los frutos que recogerás más adelante serán infinitos.

Adicionalmente, no olvides que para el 2025 más del 50% de la fuerza laboral (tus clientes) pertenecerán a generaciones digitales, hoy llamadas millennials, centennials, etc., quienes por evolución de conciencia como consumidores tienden a reaccionar positivamente ante la responsabilidad social y el cuidado del planeta.

No hay marcha atrás

Los consumidores jamás regresarán al status quo de antes.

A medida que este nuevo normal se vaya desarrollando -seguramente en etapas- las marcas y los comercios necesitan seguir monitoreando de cerca el comportamiento de los consumidores y traducir data en experiencias que generen rendimiento al negocio. Las marcas que tengan fortaleza en Inteligencia de Negocios y Marketing basado en data, están en una posición privilegiada. Pero esto no impide que aquellos que hoy no lo hacen empiecen a hacerlo y aún mejor con la asesoría y plataforma correcta. 

Definitivamente el comportamiento de las compras en línea nunca volverá a ser como antes, incluso cuando se pueda decir que la pandemia ha llegado a su fin. Seguramente habrá gente que retomará sus hábitos previos de compra, pero la cantidad de gente que utilizó servicios en línea por necesidad y le funcionaron, seguirá fiel y creciendo para siempre. De allí la importancia de hacer ecommerce bien hecho.

El ecommerce dejó de ser el “gravy” del negocio

Las compañías que habían creado su canal de venta en línea de forma eficiente antes de la pandemia están ahora recogiendo el fruto que sembraron.

Lastimosamente la realidad en Panamá difiere bastante de países como México, Estados Unidos, Argentina, Brasil, entre otros. Por más de que en esos lugares las empresas tienen al menos una buena presencia en internet, en nuestro país hay compañías que incluso carecen de un sitio web informativo para sus clientes. Algunas pudieron haber tenido la intención, pero la realidad es que la distancia que los separa de intención a ingresos es gigante.

Conceptos comunes pre-pandemia:

  • Tener un website me diferencia de mi competencia que no tiene nada
  • Mi catálogo en línea funciona como un canal de descubrimiento para luego ir a mis tiendas físicas
  • El ecommerce es una extensión de mi tienda física
  • El ecommerce es el “aderezo” del negocio
  • No es el momento de invertir en digital
  • Panamá no está lista para el ecommerce
  • A mi cliente le gusta venir a ver y tocar el producto

Y puedo seguir con todo lo que he escuchado a lo largo de los años, pero esto ha quedado en el pasado. Nuevamente, las compañías que dieron el primer paso a tiempo estarán en una posición invaluable frente a sus competidores. Incluso si no está desarrollado de la forma más óptima.

Sin embargo, aquellos que lo afronten de la manera correcta, con la inversión acorde a lo que representa este nuevo normal, sacarán la mayor ventaja. Incluso empezando de cero.

Hacer ecommerce no es hacer una página web, es desarrollar un negocio completo, con la misma complejidad y esfuerzo que una tienda normal. Debe hacerse pensando en el consumidor, lo que conoce, lo que le da confianza y seguridad, garantizando siempre la estabilidad y escalabilidad del negocio.

Las empresas que logren trasladar su buena experiencia física a la experiencia en línea triunfarán. Y esto no significa trasladar de la noche a la mañana todo su catálogo a la tienda en línea, debe hacerse pensado, escalonado.

¿Qué deben considerar a la hora de buscar una plataforma de ecommerce?

  • Facilite la buena experiencia de compra en línea del consumidor.
  • Brinde la flexibilidad, estabilidad y escalabilidad para crecer con el negocio.
  • Permita al comercio enfocar sus esfuerzos en vender y no mantener tecnología. 

Asegúrate de escoger la agencia correcta para lograr los objetivos de la empresa en tiempo y forma.

El futuro luce brillante

En los primeros días de la pandemia la mayoría de los negocios han estado luchando por sobrevivir, pero todos aquellos que logren hacer el cambio y enfocar sus esfuerzos a la nueva realidad de la necesidad de vender en línea, no sólo sobrevivirán, sino que también quedarán encaminados y preparados para un futuro que no dejará de cambiar de forma disruptiva.

El momento es ahora, seguirán habiendo muchas cosas inciertas, pero el nuevo comportamiento del consumidor llegó para quedarse y hay que estar presente. Y esto no solo aplica para productos de necesidad básica, hablamos post-pandemia, para cualquier industria o negocio, las oportunidades de captar nuevos clientes y brindar un servicio diferenciado y funcional irán de la mano.

---

Elias Manopla - Fundador de Meat House Panamá y Simplify Ecommerce


Simplify Ecommerce es una agencia especializada en ecommerce. Partner certificados de Shopify y Klaviyo. Dedicada a ayudar a empresas y emprendedores a desarrollar sus canales de venta en línea y su crecimiento. Si necesitas ayuda no dudes en contactarnos.

Me interesa tu opinión: