Episodio 22 - Aprendiendo y Emprendiendo

Episodio 22 - Aprendiendo y Emprendiendo

Escucha el podcast completo aquí:

 

Emprendimiento: ¿Por dónde empezar?

 

Muchas personas antes de dar el primer paso hacia un emprendimiento desde la más pequeña idea hasta el que comienza teniendo el apoyo de un elevado capital y tiempo para dedicar, se hacen esta pregunta.

Existe un tipo de emprendedor que ya tiene una idea muy clara acerca de lo que quiere, lo que le apasiona y para estos emprendedores es mucho más fácil dar los primeros pasos porque se encuentran rápidamente en una conexión con lo que han deseado, su espacio de trabajo ideal, aprendiendo el tema que les apasiona y solo tenían que absorber las herramientas que les permitan monetizar una idea.

Hay otro tipo de emprendedores que quizás no tienen una idea tan clara sobre lo que quieren lograr, el tiempo que deben dedicar ni las herramientas que necesitan para llevar con éxito un emprendimiento, sin embargo estos tienen una pasión particular que los hace aprender, darle vueltas a la idea, estudiar las ventajas y desventajas hasta que por fin cuando se sienten seguros dan los primeros pasos hacia el emprendimiento y saber a qué tipo de público se puede vender, bien sea un producto o servicio.

Pensar que mucha gente tiene talentos excepto tu es algo que les pasa a todos pero la realidad es que todos tenemos algún talento para monetizar, simplemente hay que descubrir la mejor manera porque también depende de otros factores como por ejemplo, si le quieres dedicar tiempo a tu propio negocio, si quieres invertir dinero en aprender más acerca de tu talento a modo de preparación, si estás dispuesto a correr riesgos.

 Una de las cosas que todo emprendedor debería saber y que no mucha gente dice es que para tener tu propio negocio exitoso primero debes aprender a perder y no rendirte, sino aprender de los errores que muy probablemente cometerás, que es algo totalmente normal y común que suceda solo que tiene dos caminos: rendirte o corregir las ideas.

Otro tipo de emprendedor que es aquel que desea dar los primeros pasos y se deslumbra por todas las olas de emprendimiento pero no tiene ideas claras sobre cómo hacerlo, cuando hacerlo, porque quiere hacerlo o para que hacerlo y lo único que tiene en claro es que quiere hacer dinero.

Este último grupo es específico por lo general al dar los primeros pasos hacia el emprendimiento, termina abandonando. La razón es muy simple y tiene que ver con la expectativa del negocio, en un emprendimiento se invierte tiempo, dinero, maneras de hacer campañas, lenguajes a un público especifico (target) y un sinfín de maneras acordes a cada modelo de negocio y al entrar en este mundo al no estar preparados para aprender y absorber herramientas simplemente se abruman y terminaran abandonando el barco.

Entonces exceptuando a este grupo cuya respuestas giran en torno al dinero, la pregunta que se debe hacer cualquier emprendedor antes de dar los primeros pasos es ¿A quién le vendo mi idea?

¿A quién le vendo mi idea?

 

Un error muy común al responder esta incógnita es tener un amplio margen demográfico, por ejemplo, “Hombres y mujeres de 18 a 65 años, que se encuentren en tal lugar y hablen español…” y la verdad es que son datos muy poco específicos que no llevan a ningún lugar, entonces, la idea de hacer una segmentación más específica es conocer al público interesado en tu producto o servicio.

La razón de necesitar conocer a ese público especifico que te va a comprar tu idea o producto es saber el lenguaje a utilizar, las sensaciones que vas a imprimir en las campañas, el contenido en redes sociales que sea de su interés y termine atrayéndolos a ver más de lo que tiene tu página o red social, en fin, son muchos los pasos a seguir luego de hacer una buena segmentación, porque termina siendo la base para tu negocio.

Ahora bien, esto no quiere decir que más adelante existan maneras de llegar a otros públicos, un ejemplo de esto es Amancio Ortega, este señor es el dueño de las tiendas Zara y un conglomerado de tiendas, todas de ropa y estamos hablando de un gran negocio: Bershka, Inditex, Uterqüe, Pull&Bear, Massimo Dutti, Oysho, Stradivarius y todas para distintos tipos de clientes de diferentes edades, ingresos, gustos pero en el mismo sector de moda.

Esto significa que en algún momento puedes abarcar un gran sector demográfico pero existen maneras para hacerlo siempre y cuando se mantenga un foco y una estructura. Por ello debes entender que puede que te guste mucho algo pero si no tienes el enfoque y la pasión terminarás abandonándolo.