Episodio 26 - Conversions API

Episodio 26 - Conversions API

 Escucha el podcast completo aquí:

 

La privacidad en la información de los usuarios en internet 

¿A quien no le ha pasado que acepta los “Términos y condiciones” casi de manera automática al instalar alguna aplicación o software en su equipo?, muy probablemente la mayoría de nosotros ignoramos que vamos a entregar información a una plataforma y lo hacemos de manera inconsciente desde nuestro punto de vista pero para la plataforma, la entregamos de forma voluntaria.

Este tema fue tendencia a finales del año 2020 pero en lo sucesivo muy seguramente lo seguirá siendo; porque a raíz de la exposición de información personal de millones de usuarios muchos países como los Estados Unidos y regiones como la Unión Europea desde hace un par de años han legislado para proteger los datos de los usuarios.

Estas leyes obligan al usuario a ser consciente de la información que está entregando a la plataforma en la que desea participar, entonces, en estos países no solo se deben aceptar estos “términos y condiciones” haciendo clic en una casilla, sino que además debe confirmar vía email que en efecto está consciente de la información que va a entregar.

De igual manera si algún negocio quisiera quedarse con algún correo electrónico como parte de su base de datos, estos usuarios deben confirmar en un segundo paso que están entregando estos datos de manera voluntaria.

¿A quién afecta esto?

A muchos emprendedores, dueños de tiendas o profesionales del marketing  estas exigencias generarían fricción para alimentar su base de datos, porque por mucho tiempo se pensaron en las ideas para acortar el camino en que un prospecto se convierte en cliente y no para obstaculizarlo o alargarlo.

En definitiva esto representa otro reto para quienes forman parte de la industria, pero también hay que decir que estas personas dueñas de negocios que pretenden alimentar su base de datos con información de sus clientes no lo hacen para violentar la privacidad de nadie, sino para ofrecer mejores servicios, conocer a sus clientes y comunicarse con ellos de la mejor manera posible.

Como consecuencia de esto, plataformas como Facebook que generan grandes ingresos a partir del marketing digital basado en datos de los usuarios (como gustos, intereses, comportamientos, lugares donde navegan etc.) tomaron la decisión de lanzar el Conversions API (En sus siglas en inglés para Aplication Programming interface) que funciona a modo de protocolo para manejar información de un servidor a otro o entre una plataforma y otra.

¿Como funciona?

En este caso esta información recogida es de alguna venta, alguna suscripción, llenar carritos de compra, registro de asistencia a un evento o cualquier acción de interés cuantificable de este tipo. Pero esta información es recogida por ellos desde la misma plataforma de Facebook porque les pertenece, sin embargo como no son dueños de los negocios que participan dentro de la plataforma necesitan realizar esta conversión desde su servidor al servidor destino que en este caso sería tu página web oficial, aplicación o donde sea que envías al usuario (fuera de la plataforma de Facebook).

Para explicarlo más sencillo, ellos necesitan tener visibilidad sobre lo que pasa en el destino y por lo tanto requieren que coloquemos un segmento de código que funciona a modo de GPS, y lo conocemos muy comúnmente como “Cookie” y se encarga de rastrear las acciones de los usuarios en un determinado sitio web.

Cuando una persona entra a un sitio web indiferentemente del navegador que utilices (como Firefox, Google Chrome, Safari etc.) y  esta página incorpora en tu navegador la “Cookie” que es capaz de rastrear una gran cantidad de data de interés para este sitio web.

En este punto es donde entra la delgada línea de la invasión a la privacidad, porque ciertamente como comprador entendemos que para que podamos tener un servicio completo debemos ofrecer cierta información de contacto para alguna entrega o pago pero no necesariamente queremos dar la información sobre otros sitios donde iremos a navegar o cuales son mis intereses, gustos, comportamientos etc.

Esto justamente es lo que se está tratando de prevenir con la regulación legislativa Europea, también de los Estados Unidos y que pronto seguramente llegara hasta nuestras regiones latinoamericanas.

Empresas como Apple cuyo negocio se relaciona con el uso del internet desde sus dispositivos tomaron la decisión de bloquear estas Cookies y con ello el traspaso de esta información con diferentes plataformas como por ejemplo Facebook.

Como consecuencia de estas acciones Facebook decide sacar este Conversions API que no depende de una Cookie sino que trabaja directamente de plataforma a plataforma. Por ejemplo, Shopify que es una plataforma en donde millones de tiendas funcionan, tiene una integración con Facebook a través del Conversions API para transmitirle toda la información del proceso de compra de un cliente.

Entonces a pesar de que ciertos exploradores o sistemas operativos estén bloqueando las cookies, mientras esté funcionando el Conversions API entre una tienda online que este en Shopify y Facebook, la red social podrá reportarle a ese anunciante dueño de la tienda lo que sucede con su pauta en términos de conversiones, los resultados, la efectividad, si las personas están comprando, si los usuarios están agregando productos al carrito de compra etc. y esto es lo que va a lograr el Conversions API de Facebook.

Esto representa una ventaja para nosotros como anunciantes porque en muchos casos los bloqueos de Cookies o bloqueadores de “Pop ups” no afectará la data o por lo menos tendremos una data más eficaz, concreta, sin discrepancias y solo enfocándose en las conversiones totalmente alejado de violaciones a la privacidad.

Hasta ahora existen 3 formas de integrar este Conversions API a tu tienda en línea:

  1. Utilizando Zapier: Es una plataforma que permite hacer integraciones entre diferentes aplicaciones que no necesariamente tienen una integración nativa entre si. Por ejemplo Shopify y Facebook tienen una integración nativa entre si, pero bien puedes tener un sitio web personalizado, a la medida y generar una integración con otra aplicación utilizando Zapier como intermediario.
  2. Plataformas tipo CMS o manejadores de Contenido: como Wordpress que tiene Woocommerce para hacer ecommerce a través de su plataforma, también por medio de un CRM de tipo Hubspot que ya tengan aplicaciones o integraciones como presets para que puedas usar el Facebook Conversions API.
  3. Mediante Shopify, que ya tiene la integración nativa con Facebook para el Conversions API donde implementarlo es bastante sencillo porque dentro de la plataforma de Shopify se encuentra un nuevo canal de Marketing llamado Facebook, instalas ese canal y a partir de allí sigues pasos detallados que te guiarán para su instalación exitosa.